≡ Menú,,en,Una guía para el paciente,,en,Pruebas y tratamiento,,en,haga clic para regresar a casa,,en,Error fatal,,en,Llamada a la función indefinida vertical_menu,,en,inicio / contenido / 56/7806356 / html / wp-content / plugins / exec-php / includes / runtime.php,,en,eval,,en,código d,,en,en línea,,en

Enfermedad de Lyme control de precisión – Western Blot

Western Blot Test

Muestra de Western Blot resultados de prueba

El Western blot se utiliza una técnica relativamente simple que ordena los anticuerpos por el peso relativo de sus antígenos, lo que les separa hacia fuera para el análisis. Las unidades utilizadas para diferenciar estas "bandas" son daltons kilo (kDa), una unidad muy pequeña de peso aproximadamente igual a la masa de un protón o un neutrón. La electroforesis en gel se utiliza para separar proteínas nativas o desnaturalizadas de acuerdo con la longitud del polipéptido o de la estructura de la proteína en la muestra. Estas proteínas se transfieren a una membrana donde los anticuerpos específicos para la proteína diana se utilizan para detectar.

Los resultados de un Western blot para la enfermedad de Lyme se dividen en bandas como 22 kDa, 41kDa, 93kDa, etcétera, con algunos marcadores que representan significativos de anticuerpos contra la enfermedad de Lyme. La banda de 31kDa en la transferencia Western indica la presencia de un anticuerpo contra OspA y es específica para sólo unas pocas cepas de La bacteria Borrelia (incluido el utilizado en la LYMErix vacuna). Otros grupos importantes son 34kDa (OspB) y 23kDa (OspC).


Lyme Disease Bandas de prueba revisado en medio de la confusión

El potencial de confusión e incoherencia en la información y el análisis de la prueba de Western blot, dada la multitud de bandas que participan, el CDC y la Asociación de Públicos Estatales y Territoriales Directores de Laboratorio de Salud directrices revisadas en 1994. Las nuevas pautas ya no se considera bandas 22, 23, 25, 31, y 34kDa ser específico y significativo para Borrelia burgdorferi exposición bacterias y eliminar estas bandas de siquiera ser notificables, muy a pesar de una serie de investigadores y defensores de la enfermedad de Lyme en el momento. No se dieron razones para esta acción y una prueba previamente razonable para la detección de la enfermedad de Lyme se consideraba bastante pobre por muchos clínicos. Varios laboratorios también dejó de informar que las bandas se destacan y comenzó simplemente a dar una interpretación positiva o negativa, junto con las nuevas directrices.

La investigación llevada a cabo por Fawcett, et al (1995), destacó el problema con las nuevas directrices mediante el uso de casos confirmados de la enfermedad de Lyme para evaluar la exactitud de la mancha occidental antigua y la versión actualizada. Las nuevas directrices incluyen diez bandas específicas como fuera reportable del original veinticinco. Para un occidental blot IgG resultado positivo se determinó que al menos cinco de las siguientes bandas: 18, 21,28, 30, 39, 41,,45, 58, 66 y 93kDa. Dos o más de las bandas 23, 39, y 41, eran necesarios para un blot positivo IgM Western.

Nuevas Bandas lo suficientemente específico para examen de Lyme

Los investigadores que estudian las nuevas directrices se preocuparon de que varias de las bandas que antes se consideraban específico y significativo ya no estaban presentes, a saber 22, 23, 25, 31, y 34, que incluía OspA, OspB, y OspC ., OspB, y OspC. Sesenta y seis pacientes sintomáticos pediátricos con una historia de la picadura de la garrapata, y eritema migrans dio positivo en las directrices anteriores, mientras que sólo veinte se consideró positivo en los nuevos criterios. Este nivel potencial de inexactitud luego daría lugar a importantes subdiagnóstico y la negación de tratamiento para la enfermedad de Lyme para muchos pacientes.


La falta de cambio en las directrices de los CDC desde 1995 es sorprendente teniendo en cuenta la cantidad de investigaciones llevadas a cabo sobre la enfermedad de Lyme y su interacción con el sistema inmune. Aunque las directrices están siendo consideradas incompletas por algunos de los llamados "médicos de Lyme médicos alfabetizados ' (LLMDs) hay otras sugerencias de modificación sustancial han sido aceptadas por el CDC. Soporte para el método de prueba actual de dos niveles ha sido criticada sin embargo, con un papel por Steere, et al (2008), alegando 100% sensibilidad a pesar de un resultado positivo de ser parte de los criterios para un diagnóstico (i.e. razonamiento circular se están empleando, si falsamente o por descuido). Steere se sugiere, entre otros, que una alternativa C6 péptido ELISA prueba merece una investigación más como un posible reemplazo de los actuales dos niveles de tipos de Pruebas de enfermedades de Lyme.

Europea Western Blot test de precisión

La orientación actual con respecto al uso de las pruebas de Western blot para la enfermedad de Lyme en Europa es formulado por la Acción Concertada Europea sobre Lyme Borreliosis utilizando criterios de interpretación de Engstrom, et al (1995) y Dressler, et al (1993), para IgM e IgG, respectivamente. La razón de que los criterios difieren de los EE.UU. es que diferentes cepas de bacterias Borrelia están presentes en Europa. La orientación EUCALB también afirma que el uso de estos criterios recomendados es abierto a la interpretación dependiendo de la cepa o de la especie utilizada como antígeno. Ocho bandas fueron identificadas como discriminatoria para la detección de borreliosis de Lyme aunque éstos variaban en importancia.

Orientación Engstrom sugiere una mancha IgM positiva occidental cuando dos de cada tres proteínas (24, 39, y 41kDa) se reconocen en la muestra. Dressler recomienda la discriminación sobre la base de al menos cinco de las diez bandas IgG más comunes en la enfermedad temprana de Lyme: 18, 21, 28, 30, 39, 41, 45, 58, 66, y 93kDa. Este blot IgG fue demostrado tener una especificidad de 95% y una sensibilidad de 83% después de las primeras semanas de infección. La orientación sobre la interpretación y la comunicación de los resultados de Western blot en Europa no ha cambiado desde la primera mitad de 1990, así como las directrices norteamericanas publicadas por el CDC no han cambiado en los últimos años.

Seguir leyendo –> ELISA Precisión


Referencias

Dressler F, Whalen JA, Reinhardt BN, Steere AC. Western Blot en el serodiagnóstico de la enfermedad de Lyme. J Infect Dis. 1993 Febrero;167(2):392-400.

Engstrom SM, Shoop E, Johnson RC. Criterios de interpretación para inmunotransferencia serodiagnóstico de la enfermedad de Lyme. J Clin Microbiol. 1995 Febrero;33(2):419-27.

Fawcett, P., et al. Western Blot y falsos negativos en los niños: Resumen Reumatología Simposios #1254, 1995.

Mavin S, McDonagh S, Evans R, Milner RM, Chatterton JM, Ho-Yen DO. Los criterios de interpretación en el diagnóstico de transferencia Western de la borreliosis de Lyme. Br J Biomed Sci. 2011;68(1):5-10.

Steere AC, McHugh G, Damle N, Sikand VK. Estudio prospectivo de las pruebas serológicas para la enfermedad de Lyme. Clin Infect Dis. 2008 Julio 15;47(2):188-95.

Hauser U, Lehnert G, Wilske B. Validez de los criterios de interpretación estandarizadas para Western blots (immunoblots) para el serodiagnóstico de borreliosis de Lyme basado en sueros extraídos en toda Europa. J Clin Microbiol. 1999 Julio;37(7):2241-7.